Mi creencia

Que la voz sea un instrumento profesional, creativo, musical o de uso comunicativo y expresivo, que padezca o no de alguna patología vocal, es nuestro sello identitario como individuo y como cultura. Cada uno tiene derecho a reivindicar su “resonancia” en el mundo.

Mi filosofía de trabajo

ESCUCHAR - RESPIRAR - FLUIR - RESONAR - ACCIONAR - LIBERAR - VIBRAR -
EXPRESAR - CREAR - CONECTAR - AMPLIFICAR - EQUILIBRAR - AFINAR - ACTIVAR

 

Mi amor por la voz humana, el canto y la música me orienta hacia una continua exploración y aprendizaje que se arraiga en su relación indisociable con el individuo, su experiencia y su intención.

Entiendo la enseñanza como un diálogo, el acompañamiento de un proceso, además de la transmisión de herramientas específicas para potenciar lo que ya está.

Mi intención es crear un espacio de confianza y de escucha para ayudar a descubrir el funcionamiento de los mecanismos de la voz, estimular un conocimiento cada vez más sutil hacia una mejoría de su uso, y favorecer la autonomía y la atención en el aprendizaje.

Tanto en las clases individuales como en las grupales, início el trabajo desde el cuerpo ya que el instrumento es el propio cuerpo y no solo el aparato vocal.

Te propongo

Propongo el uso de la improvisación músico-vocal como un vector muy potente para la exploración de la voz propia así como del universo musical; para tener un terreno virgen para descubrir los patrones respiratorios, las diferentes cualidades en los distintos registros vocales, los posibles bloqueos; y connectar con la fuente creativa e intuitiva.

A través de divertidas dinámicas y de un entrenamiento tal vez más tradicional, intento despertar el placer en el acto vocal, al mismo tiempo que una escucha activa sin juicio, y la apertura de la amplitud vocal para tener elección en su uso.